¿Por qué hacemos mal nuestro rol de padres?


No cabe duda que TODOS los papás y mamás lo hacemos mal… Algunos lo hacen peor. A pesar de eso, nuestros hijos terminan siendo fantásticos. No te sientas mal, me refiero a que como el dicho aquel “los hijos no traen un manual debajo del brazo”, no nos queda otra que ejercer a la fuerza y muy probablemente con modelos aprendidos llenos de “mañas” adornados con paradigmas de uno u otro lado que la sociedad nos inyecta, con tal de minimizar errores de crianza, y que muchas veces lo que hacemos es empeorar en el intento.

¿Cuál es la diferencia? Ser padre es el mejor rol que podemos ejercer, sin embargo como en los otros roles, se necesita FORMACIÓN para minimizar errores y potenciar un mejor producto en ellos: nuestros tesoros. Hay unos padres que quizás por haber reconocido que nuestros modelos “aprendidos” no han sido precisamente lo mejor, o porque dudamos de tantos paradigmas cambiantes en el modo de ser papá o mamá, o quizá porque al crecer nuestros príncipes evidenciamos que “algo no está bien”, entonces decidimos INVERTIR EN NUESTRA MENTE, batallar conjuntamente para SER mejores personas y así no lamentar luego las consecuencias.

La mayoría sin embargo hace lo mejor posible para edificar la persona de su hij@ pero sin cambiar la propia; tal vez considera que su forma de castigar o de “proteger”, de gritar o de callar es la correcta y no necesita una que otra directriz objetiva. Es ahí cuando acudimos a “terapeutas expertos” que sin importar lo que cuesten, esperamos que saquen la varita mágica para arreglar lo que hemos deformado. Atiendo consulta de padres con problemas serios y la causa constante de lo que lamentan, es (...) Leer más




No te quedes con esta información valiosa sólo para ti, compártela con tus amigos: