El mejor plan para fracasar


Photo by Kelly Sikkema on Unsplash

Déjame contarte esta historia: Hace casi 4 décadas era un adolescente que desde los 10 años anhelaba estudiar Medicina, pero las circunstancias del momento no eran propicias, o mejor, eran contrarias a mis anhelos al menos desde mi óptica personal. Sin embargo, justo cuando prácticamente había abandonado ese sueño justificando mi imposibilidad racionalmente argumentada, me propuse otra dirección para mi vida a merced de los vientos relativamente calmos del momento.

Lo que algunos expertos llaman “confort” que muchas veces paraliza. Fue ahí cuando alguien apareció en mi vida y comenzó por darle sentido a ese anhelo que aunque escondido y tímido, descubrió en mi mente aún latiendo. Me sorprendió el valor con que juzgaba mi sueño y una frase me tocó hondamente: Nunca, nunca dejes de hacer aquello que vibró en tu alma de niño… Tu historia no absolverá ese fracaso y tu carácter lo mostrará siempre como un hombre frustrado, amargado, limitado. Eso pesaba tanto en mi, porque precisamente contradecía mis argumentaciones para justificar mi actitud “sacaculativa” frente a ese reto del futuro. Sin embargo escuché por primera vez la frase: HAGAMOS UN PLAN PARA LOGRARLO.

Entonces, ambos tan jóvenes e inexpertos y de la manera más empírica, comenzamos a planear ese gran logro. Con errores que aún hoy pesan, con lastres mentales más que reales, con sacrificios y desafíos, 6 años después ese sueño fue realidad en contra de los pronósticos. ¿Suerte? ¿Destino? ¿Astros? Noooo LA SUERTE NO EXISTE. Alguien dijo: “si deseas algo vehementemente, el mundo conspira para que lo logres”.

Desde entonces, me encuentro con personas exitosas, es decir, aquellas que hacen realidad sus metas y anhelos, y todos tienen algo en común que quizá no lo sepamos y es por lo que achacamos sus logros a la “buena vibra”, a los astros alineados en su dirección, a la misericordia de Dios, al destino. La verdad es que todos han tenido un PLAN más o menos estructurado para conquistar sus sueños. ¿Por qué no tu?

¿Crees estar hecho para triunfar? La respuesta es: claro que SI. Sin embargo la mayoría fracasa a propósito, precisamente porque la mayoría tiene un plan perfecto para fracasar “sin querer queriendo”. El mejor plan para fracasar es simplemente NO TENER UN PLAN PARA TRIUNFAR. En nuestro seminario PASOS HACIA LA CUMBRE DEL ÉXITO, proponemos las herramientas como un modelo probado y simple para construir tu PLAN PARA TRIUNFAR, aquel que hará posible a partir de ahora ser una persona más éxitosa, porque tus anhelos, sueños y metas son tan importantes que deberán ser reales y tangibles y entonces el tiempo absolverá esa premisa: Si pones acción en tus planes, lograrás aquello que te propongas. ¿Tu vida avanza sin un plan? ¿Quizás con un plan pero sin acción coherente? ¿Has repensado tu proyecto de vida? ¿Estás dispuest@ a poner acción en aquello que tiene sentido para tus propósitos? ¿Quién más si no tú? Cuándo si no ahora? Atrévete a triunfar. Así no dejarás tu prosperidad y tu felicidad a la deriva, a la suerte, o las probabilidades. ¡Vamos, hazlo tu y hazlo ahora!