10 formas fáciles de hacer de su hijo un delincuente


Photo by xandtor on Unsplash

Seguramente estás de acuerdo conmigo que hoy vivimos una cultura que en lo laboral, en lo comercial y en lo político principalmente deja profundos cuestionamientos por las maneras "non santas" de proceder casi generalizadas. Es que parece que el "pensamiento adecuado" basado en principios como GANAR-GANAR, hacer por el otro lo que no queremos que nos hagan o simplemente seguir ciertos mandamientos clásicos: no robar, no matar, no mentir, no desear lo del prójimo, etc., no parecen la norma, casi ni siquiera la excepción.

Algunos aducen causas de uno y otro talante, pero yo coincido con quienes creen que LA CORRUPCIÓN y la criminalidad proceden de la debacle en la estructura familiar y más precisamente en las condiciones de crianza desde papá y mamá como también modelos mentales equivocados que la sociedad propone a través de medios, publicidad, arte, etc. Es que la crianza de los hijos hoy prioriza la protección y cuidados y casi abandona la formación holística del carácter, la claridad de valores éticos y morales, y ello conlleva a un sinnúmero de conductas tanto sutiles como evidentes de transgresión de normas donde sea que nos desempeñemos como adultos como ausencia de principios como el respeto por el otro, la responsabilidad por la conducta, el sentido de autoridad, la actitud de servicio, la cortesía, el pudor, etc.

Me encantó encontrar este listado de las 10 formas de hacer de su hijo un delincuente, que comparto contigo y te invito a la reflexión en tu propia experiencia, a ver si en algo coincidimos:

1. Empéñese en dar al niño TODO lo que desee… De esta manera crecerá con el convencimiento de que el mundo le pertenece y está a sus pies.

2. Cuando tenga malos hábitos, celébreselos… Eso le hará pensar que es UN GENIO y que todas las cosas que se le ocurran, están bien.

3. No le de ninguna orientación ESPIRITUAL… Espere que llegue a los 18 y que decida por sí mismo en qué va a creer.

4. Recoja TODO lo que deje tirado: libros, zapatos, ropa, mochila- Haga todo el trabajo por él y sobre todo, no olvide hacerle todas las tareas… Así se acostumbrará a cargar su responsabilidad sobre los hombros de los demás.

5. Discuta frecuentemente en su presencia y si es posible, procure golpear a su cónyuge delante de él… Así se acostumbrará a NO RESPETAR a nadie, ni siquiera a las personas que ama y sobre todo, no sufrirá mucho cuando el hogar se desbarate.

6. Dele TODO el dinero que decide gastar- Nunca le permita ganarse algo con su propio esfuerzo o con su propio trabajo… Al fin de cuentas, ¿Por qué tiene que hacer el niño los sacrificios que usted tuvo que hacer? Todo lo contrario: QUE TENGA LO QUE USTED NO TUVO

7. Satisfaga TODOS los deseos que tenga de comida, bebida, comodidad, diversiones, paseos y ropa. No le niegue nunca nada, lo podría traumatizar.

8. Defiéndalo siempre, defiéndalo de los vecinos, los profesores, las autoridades, tápele los errores, disimúlele las irresponsabilidades, sáquele excusas para todo, échele la culpa a los demás, compadézcalo diciéndole que es que todo el mundo se la tiene montada.

9. Cuando tenga un problema realmente grave con él, quéjese y échele la culpa a la sociedad, al gobierno, a las instituciones educativas, o a su cónyuge y discúlpese a sí mismo diciendo que la verdad es que USTED NUNCA PUDO CON SU HIJO.

10. Si hizo todo lo anterior, prepárese para llevar una vida de SUFRIMIENTO, al fin y al cabo, usted se lo buscó…